Pražské Vzorkové Veletrhy (PVV) [Feria de Muestras de Praga] (1)

Los precedentes de la Feria de Muestras de Praga (PVV)

Recinto de la Feria Internacional de Muestras de Praga de Výstaviště, en el barrio de Holešovice. Detalle del cartel de Wavrina de la quinta edición de la PVV, el mes de septiembre de 1922.

Praga fue una de las tres ciudades checoslovacas, juntamente con Reichenberg i Bratislava, que organizó con éxito una feria de muestras internacional durante el período de entreguerras. Las tres ciudades representaban las comunidades nacionales que configuraban el nuevo estado checo creado al finalizar la Primera Guerra Mundial: Praga (comunidad checa), Bratislava (comunidad eslovaca) i Reichenberg (comunidad alemana).

La Feria Internacional de Muestras de Praga se celebró por primera vez en otoño de 1920, y fue una de las fundadoras, en 1925, de la Union des Foires Internationales (UFI). Durante el período de entreguerras, la Feria Internacional de Muestras de Praga llegó a ser considerada una de les más importantes del continente europeo, solo superada per la de Leipzig, en Alemania.

Los precedentes de la Feria de Muestras Internacional de Praga se remontan a la Exposición Nacional del año 1891.[1] La mayor parte de las cámaras de comercio e industria checas (Praga, Plzen (Pilsen) i České Budějovice) y la Asociación para el Desarrollo de la Industria de Bohemia (Jednota k povzbuzení prùmyslu v Cechach) promovieron la iniciativa de organizar una exposición nacional en Bohemia a finales de los años setenta del siglo xix. El clima político y económico no era el más adecuado ya que la Exposición Universal de Viena de 1873 fue un desastre financiero. Contrariamente, el éxito de la Exposición Nacional de Hungría (Budapest, 1885) animó los promotores checos. >En 1887, la Cámara de Comercio de Praga presentó en el Parlamento, la Dieta Regional, una petición para establecer un edificio de exposición permanente en la ciudad.

Inicialmente, la idea de organizar una exposición no tenía un componente nacionalista checo. La exposición de 1891 recibió el nombre de Jubilejní výstava (Exposición del Jubileo) con motivo del centenario de la primera exposición industrial de Bohemia que tuvo lugar en Praga el año 1791, una de las primeras exposiciones industriales celebradas en el continente europeo. Los alemanes de Bohemia consideraban que, en realidad, los organizadores querían celebrar el centenario de la coronación del emperador Leopoldo II como rey de Bohemia y procuraron evitar el carácter simbólico de este aniversario. Sin éxito, pidieron que la exposición se celebrase en 1892 o, alternativamente, remarcar de forma contundente el aniversario de la exposición industrial de Praga de 1791.

Los alemanes de Bohemia estaban divididos en relación a su participación en la Exposición. Los industriales alemanes de Praga estaban interesados en participar ya que eran conscientes que el acontecimiento repercutiría favorablemente en el desarrollo de la infraestructura económica de la ciudad. Durante el invierno de 1889 i 1890 se llevaron a cabo negociaciones para llevar a un compromiso entre alemanes i checos. Parecía que se había llegado a un acuerdo entre las dos comunidades y los líderes liberales alemanes renunciaron a oponerse al proyecto de exposición. Sin embargo, los “jóvenes liberales” checos (Jungtschechen) buscaron la confrontación con los alemanes, rechazaron la cooperación y exacerbaron el conflicto. El mes de noviembre de 1890, los empresarios y los industriales alemanes de Bohemia comunicaron su negativa a participar porqué consideraban que la exposición era un montaje nacionalista checo. Además, en las elecciones al Consejo imperial, el mes de marzo de 1891, la mayoría de los escaños fueron para los “jóvenes liberales· checos, que tomaron el liderazgo de la organización de la exposición. Años más tarde, una contra-exposición de la comunidad alemana de Bohemia, boicoteada por los checos, tuvo lugar en 1906 en Reichenberg (Liberec), la principal ciudad de los Sudetes, la región de Bohemia donde la población era mayoritariamente de origen alemán.

Cartel de Vojtěch Hynais (Viena, 1854 – Praga, 1925) de la Exposición Nacional de Praga del año 1891.[2] Les alegorías más representativas del cartel de la Exposición Nacional de Praga de 1891 son los símbolos del movimiento nacionalista checo; entre las dos columnas jónicas que dan entrada al recinto de la Exposición hay el león de Bohemia y la corona de Bohemia de Wenceslao.

La exposición se convirtió en una fiesta para el nacionalismo checo y no en una exposición industrial de carácter regional. Si hasta la renuncia definitiva de los expositores alemanes, a finales de 1890, el acontecimiento había sido concebido como una exposición regional, finalmente adquirió un carácter nacional. El eje principal de la exposición era mostrar la evolución del progreso técnico e industrial de Bohemia desde el año 1791. La arquitectura del recinto de la exposición ubicado en el barrio de Holešovice recordaba la exposición de Viena de 1873 y, sobretodo, las instalaciones más modernas de acero y cristal de la exposición de París de 1889: el palacio de la industria, la sala de las máquinas y la torre del Laurentiusberg, similar a la Torre Eiffel, pero en miniatura. Esta arquitectura de cristal y acero y la esplendorosa iluminación eléctrica marcaron la entrada de Bohemia en la modernidad artística y arquitectónica. La Exposición tuvo un gran éxito económico. Fue visitada por más de dos millones de personas i acabó con superávit a pesar de la negativa a participar de la comunidad alemana.

Cartel de Viktor Oliva (Nové Strašecí, 1861 – Praga, 1928) de la Exposición del Jubileo organizada por la Cámara de Comercio e Industria de Praga el año 1908.[3] Cartel marcadamente de estilo modernista. Una joven muchacha contempla la ciudad de Praga desde una terraza ubicada en una de las orillas del rio Moldava. A la derecha el puente de Carlos y al fondo el castillo de Praga con la catedral de san Vito.

Otro de los precedente de la Feria de Prga fue la exposición que la Cámara de Comercio e Industria de la ciudad organizó el año 1908. Justamente aquel año, Václav Boháč, un empresario farmacéutico, propuso la celebración de una feria de muestras estable en Praga. Viena, la capital del Imperio austrohúngaro, no tenía ningún interés en promover la competencia a su propio parque ferial y se opuso a que Praga tuviera una actividad ferial estable.

Con la desintegración dl Imperio austrohúngaro, el año 1918, Václav Boháč volvió a plantear la iniciativa. El mes de septiembre de 1919 promovió la constitución de la sociedad Pražské Vzorkové Veletrhy (PVV), es decir, la Feria de Muestras de Praga, y el mes de abril del año siguiente, el gobierno checoslovaco aprobó sus estatutos.

La Feria de Muestras de Praga (PVV)

La primera edición de la Feria de Muestras de Praga se ubicó en el recinto ferial de Výstaviště en Holešovice en el otoño de 1920. A partir de entonces se celebró regularmente dos veces al año, el mes de marzo y el mes de septiembre. La Feria Internacional de Muestras de Praga creció muy deprisa gracias a la buena situación estratégica de la ciudad en el centro de Europa: «La república Checoeslovaca está situada en el mismo corazón de Europa, formando una transición natural del oeste industrial a las riquezas agrícolas del Este. A raíz de tal emplazamiento, está predestinada a servir de nivel entre la vida económica de la Europa Oriental y la Occidental».[4] Este rápido crecimiento también reflejaba el fuerte empuje de la industria checa: «Checoeslovaquia heredó las tres cuartas partes de la industria representada antiguamente por la Monarquía. En condiciones normales, el país produce el cuádruplo de lo que sería preciso para el consumo nacional. Este hecho es el que más llegó a fomentar el florecimiento del comercio exterior checoeslovaco, obligando al país a ir introduciendo sus productos de calidad superior en todos los confines del mundo. La central comercial y financiera de Checoeslovaquia es su capital Praga».[5] Bien pronto, el recinto de Výstaviště en Holešovice quedó pequeño y se planteó la necesidad de ampliarlo. La sociedad PVV compró unos terrenos de 19.000 m2 donde pensaba construir cuatro edificios de diversas plantas: los pabellones A y B, destinados a la actividad ferial, el edificio C, que había de albergar los servicios administrativos de la Feria, y el D, que había de ser un hotel.

Folleto de promoción de la edición de otoño de la Feria Internacional de Muestras de Praga de 1922.[6] Fotografía del recinto ferial de Výstaviště.

La sociedad PVV convocó un concurso cerrado para diseñar el nuevo Palacio Feria de Praga.[7] Los autores del proyecto ganador, Oldřich Tyl (1884-1939) y Josef Fuchs (1894-1979), concibieron un recinto ferial que no se desplegaba horizontalmente en diversos pabellones, sino verticalmente en un sol edificio. Esta solución, que no tenía precedente cuando fue planteada, fue una de las primeras grandes construcciones funcionalistas de Europa, muy progresista en su tiempo y, dadas sus dimensiones, única.

Fotografía del nuevo Palacio Ferial de Praga incluida en un folleto de promoción del acontecimiento ferial de 1931.[8]

Los primeros trabajos de movimientos de tierra empezaron el mes de marzo de 1925; en 1927 se levantó la estructura de hormigón y en 1928 terminó la obra. El nuevo Palacio Ferial se inauguró oficialmente el 21 de septiembre de 1928 y, entre el 25 de septiembre y el 2 de octubre, acogió por primera vez un acontecimiento ferial.

Los dirigentes de la PVV no desaprovechaban ninguna ocasión para alabar el nuevo Palacio ferial en los materiales de promoción de la Feria. Así, en un folleto de 1931, remarcaban que «en cuanto a sus dimensiones y su organización, el Palacio de la Feria constituye ya una verdadera notabilidad. Es una imponente construcción de hormigón y cristal, de nueve pisos, única en su clase, en cuanto a la parte técnica y su metódica organización. Por medio de las rotondas se consigue que el visitante pueda pasar por todos los puntos de la exposición sin el menor estorbo. A la disposición de los visitantes están los ascensores y los levadores».[9] En otro folleto del mismo año se puede leer: «el palacio es provisto de todo el confort moderno: tiene su propio restaurant, café, terrazas de café sobre el techo, oficina de correo, aduana, banco y de viajes, expedición, saloncitos de clubs y de descanso, un cinema para proyecciones de películas de la industria, técnica, etc. Del mismo modo, las instalaciones técnicas del palacio son modernas de fecha».[10] La imagen del nuevo Palacio de la Feria también fue utilizada como recurso gráfico en carteles, folletos y catálogos de la Ferian Internacional de Muestras de Praga.

Catálogo de la Feria Internacional de Praga del año 1929.[11] Igual que el cartel del mismo año, el catálogo de les empresas participantes reproduce el nuevo Palacio de la Feria de Praga. La ilustración de la portada del catálogo es de Antonin Morávek (1896 – 1959).

 La Segunda Guerra Mundial interrumpió la actividad ferial en Praga y los ale manes utilizaron el recinto de exposiciones, igual que hicieron en otras ciudades (Belgrado, por ejemplo), como lugar de concentración de la población judía antes de ser trasladada a los campos de concentración. Acabado el conflicto bélico, se remprendió la actividad hasta 1951, año en que se liquidó la sociedad PVV.

 


[1] Una buena síntesis sobre la Exposición Nacional de Praga de 1891 se puede encontrar en Hofmann, Andreas R. «Utopie nazionali: grande esposizioni in Europa centro-orientale, 1891-1929». Memoria e Ricerca, núm. 17, septiembre-diciembre 2004, p. 233-257.
[2] Galeria Albertina de Viena (AL). Inventarnummer: DG2004/8594.
[3] Op. Cit. DG2004/8594.[4] Fulleto de la Feria de Praga de 1931, Ferias de Muestras Internacionales de Praga. Su fuente de Compras. AHCCB 1086.43.
[5] Op. Cit.
[6] La Feria Internacional de Muestras de Praha > Praga. Praga, 1922. AHCCB 543.17.
[7] Veselý, Vavřinec. «El Palacio de la Feria de Muestras de Praga». Lars: cultura y sociedad, núm. 19, 2010, p. 37-43.
[8] Compren vds. en la Feria Internacional de Muestras de Praga. Praga 1931. AHCCB 1086.3
[9] Fulletó de la Fira de Praga de 1931, Ferias de Muestras Internacionales de Praga. Su fuente de Compras. AHCCB 1086.43.
[10] Fulletó de la Fira de Praga de 1931, Compren VDS. en la Feria Internacional de Muestras de Praga. AHCCB 1086.33.
[11] AHCCB.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s