Międzynarodowe Targi Poznańskie (MTP) [Feria Internacional de Poznań] (2)

La Feria de Poznań y la Exposición Popular Nacional de 1929

Visita general del recinto ferial de Poznań. En el centro del dibujo la Wieża Górnośląska (Torre de la Alta Silesia).[1]

La primera edición de la Feria de Poznań, que tuvo carácter nacional, se celebró del 28 de mayo al 5 de junio de 1921. Un año antes, el 21 de marzo de 1920, el congreso general Unión de Asociaciones de Comerciantes de Poznań (ZTK) acordó crear un comité para la organización de una feria en la ciudad: «Como consecuencia de las nuevas fronteras políticas y de la guerra actual entre Polonia y los soviéticos al este, las exportaciones y las importaciones han caído y la vida económica se ha resentido. Polonia, arruinada por la Guerra Mundial, se ha visto obligada a crear a nuevas empresas y construir nuevamente las destruidas. […] [La ZTK] ha decidido que en la primavera de 1921, en Poznań, se organizará la primera feria comercial e industrial. Los terrenos escogidos para este propósito serán los situados ante las estaciones de ferrocarril y que anteriormente habían sido utilizados por la Gran Exposición de la Alemania Oriental».[2] La iniciativa y el plan de la ZTK tuvieron el apoyo de las autoridades locales y provinciales. Se creó un Comité Organizador formado por 44 personas, incluidas las autoridades municipales, con su presidente Jarogniew Drwęski al frente, y los representantes de las instituciones más relevantes de la ciudad y de las organizaciones profesionales y sociales.

Una de las entradas al recinto ferial de Poznań.[3]

Los organizadores, una vez acabada la primera edición del acontecimiento ferial, estaban muy satisfechos: habían empezado la singladura con 1.200 expositores y 40.000 visitantes. En las cuatro primeras ediciones de la Feria sólo participaron empresas polacas, empresas de la ciudad libre de Gdańsk y empresas extranjeras que tenían sucursal en Polonia. El año 1924, la Feria de Poznań firmó acuerdos con empresas de Checoslovaquia, Francia, Yugoslavia, Letonia, Alemania, Rumanía, Suiza y Suecia y convenció al gobierno polaco de convertir la Feria de su ciudad en un evento internacional, reconocimiento que consiguió en 1925. Este hecho lo recordaba el director de la Oficina Municipal de la Feria de Poznań en una carta dirigida a la Cámara de industria de Barcelona en diciembre de 1924: «La première INTERNATIONALE FOIRE de Poznań aura lieu entre le 3 et le 10 mai 1925. Les Foires précédentes se tenant à Poznań chaque printemps à partir de 1921 avaient un caractère essentiellement national étant des expositions de la production exclusivement polonaise et les Maisons étrangères n’y participaient que par l’entremise de ses représentants —citoyens polonais, de plus en nombre très limité».[4] En esta misma carta se enfatizaba el éxito de las cuatro ferias precedentes que habían demostrado su importancia para la vida económica de Polonia y su influencia en el desarrollo futuro del comercio de este país báltico con el mundo entero. Una cifra reflejaba esta trayectoria ascendente, en cuatro años, el número de expositores había pasado de los 1.200 de la primera edición de la Feria a los 2.000 el 1924.

En 1927, la Feria de Poznań entró a formar parte de la Union des Foires Internationales (UFI) y el año siguiente, por decisión del ministro de Comercio e Industria polaco, Eugeniusz Kwiatkowski, la Feria de Poznań tomó el nombre oficial de Míędzynarodowe Targi Poznańskie (Feria Internacional de Poznań). Entonces el recinto ferial ya disponía de 16 pabellones de exhibición que ocupaban una superficie de 45.200 m2.

En 1929 no se celebró la Feria puesto que, de mayo a septiembre, se organizó la Powszechna Wystawa Krajowa, la PeWuKa (Exposición Popular Nacional), para conmemorar el décimo aniversario de la independencia del país y con el objetivo de dar a conocer al mundo los éxitos económicos y culturales del país. La exposición ocupaba 17 pabellones, con una superficie de 40.000 m2, y una superficie total de 100.000 m2. El acontecimiento atrajo 4 millones y medio de visitantes, de los cuales 200.000 eran extranjeros. El éxito para la ciudad de Poznań fue impresionado; fue la mayor empresa de promoción de Polonia desde la recuperación de la independencia después de la Primera Guerra Mundial. El año siguiente, en un documento de promoción de la Feria de Poznań, su presidente, Mieczyslaw Krzyzankiewicz, afirmaba que «l’Exposition Nationale Polonaise qui a eu lieu à Poznań en 1929 a été une éclatante manifestation de la vie économique du pays et a donnée au monde entier, la possibilité de constater les progrès réalisés par la Pologne dans les domaines de l’industrie, de l’agriculture et du commerce».[5]

Cartel de Wojciech Jastrzębowski (Varsovia, 1884 – 1963) de la Exposición Popular Nacional de 1929.[6]

La Exposición Popular Nacional de 1929 no tuvo lugar en la capital. Había razones prácticas, puesto que Poznań podía utilizar el recinto que ocupó la exposición de 1911, que ahora utilizaba la Feria de la ciudad. A finales de los años veinte, Varsovia no tenía la infraestructura necesaria para organizar una gran exposición. Anteriormente, el 1843, el 1849 y el 1860, la capital polaca había acogido las exposiciones industriales celebradas bajo el dominio ruso, pero había pasado un periodo demasiado largo. A pesar del centralismo de la Segunda República, que hacía casi impensable que la Exposición Nacional se celebrara en otra ciudad que no fuera la capital, el realismo económico se impuso. Después de estimar el coste que supondría organizar el acontecimiento en Varsovia, se decidió de encomendarlo a Poznań.

Poznań era un bastión conservador de la democracia polaca, fuertemente impregnada de las ideas antisemitas y antialemana, y opuesta al centralismo de Varsovia. Durante mucho tiempo las disputas políticas entre Varsovia y Poznań pusieron en riesgo el éxito de la Exposición que, en última instancia, dependía de las subvenciones del gobierno. Finalmente, pero, entre ambas partes se impuso el pragmatismo para conseguir una objetivo superior.

Cartel de Wojciech Jastrzębowski (Varsovia, 1884 – 1963) de la Exposición Popular Nacional de 1929.[7]

Los partidarios más entusiastas de la Exposición de Poznań pertenecían a organismos públicos y a organizaciones económicas regionales. Poznań tenía también una ventaja sobre la capital, en Varsovia y en la parte del país que en el pasado se encontraba bajo el dominio ruso, las cámaras de comercio y de industria no fueron creadas hasta el 1929 y las organizaciones que velaban por los intereses profesionales eran muy débiles debido a la política rusa anterior a 1914. Es interesante de observar como la publicidad de la Exposición estaba impregnada de un estereotipo muy arraigado al país según el cual los polacos de Prusia se distinguían de sus compatriotas por su talento organizativo, por su pragmatismo y por su disciplina en el trabajo.

Cartel de Stefan Norblin (Varsovia, 1892 – San Francisco, 1952) de promoción de la Exposición Popular Nacional de 1929 que anima a los agricultores a participar en el evento: Rolnicy!!! Popierajcie!!! Powszechną Wustawę Krajową (Agricultores!!! Estáis a favor!!! de la Exposición Popular Nacional).[8]

Otra característica de la propaganda de la Exposición era la imagen que Poznań daba de sí misma. Se promovía la idea que Poznań era «la más polaca de las ciudades polacas» y, por lo tanto, era la ciudad más adecuada para acoger la Exposición. A finales de los años veinte, en la ciudad sólo había una pequeña proporción de habitantes alemanes y judíos, después que la mayoría se había trasladado al Reich alemán. Con sólo el cinco por ciento de habitantes no polacos, Poznań se encontraba en una situación muy diferente a la de la mayoría de ciudades del centro y el este de Polonia, que tenía un porcentaje muy alto de judíos y de no polacos. Así, Poznań se consideraba una especie de baluarte contra la amenaza constante de germanización.

El nacionalismo polaco impregnaba toda la promoción de la Exposición. Antes y durante la PeWuKa se organizaron varias campañas de prensa, el objetivo de las cuales era eliminar lo que quedaba de la presencia alemana en la ciudad. Todas las publicaciones sobre la Exposición se hicieron sólo en polaco, el alemán sólo apareció en las publicaciones multilingües. Se pretendía hacer desaparecer de la memoria histórica toda referencia al reciente dominio prusiano en Polonia. También se quería transmitir la idea que el desarrollo económico y cultural de Poznań era resultado del esfuerzo de los polacos, obviando el papel que tuvo la población alemana de la región. La Segunda República de Polonia se presentó a la PeWuKa como un «Estado nacional», es decir, un estado homogéneo desde el punto de vista étnico. Por lo tanto, las minorías, que continuaban siendo un tercio de la población total, no obtuvieron ningún espacio para presentarse.

Las infraestructuras feriales de Poznań acogieron, en 1929, la Exposición Popular Nacional de 1929, la PeWuKa, que se organizó para celebrar el décimo aniversario de la recuperación de la independencia polaca.

Gracias al éxito la Exposición Popular Nacional de 1929 y a pesar de la Gran Depresión de los años treinta que afectó notablemente el comercio internacional, la Feria Internacional de Poznań se convirtió en una de las más importantes de Europa, trayectoria que se vio interrumpida con el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Durante la guerra, el recinto ferial acogió la fábrica de aviones militares de la empresa Focke-Wulf, por lo cual se convirtió en uno de los objetivos prioritarios de las fuerzas aéreas aliadas. El 85 % del recinto ferial fue destruido y reconstruido una vez finalizado el conflicto bélico.

Cartel de Edmund Bartłomiejczyk (Varsovia, 1885 – 1950) que promueve la Dział Sztukina na Powszechne Wystawie Krajowe (Sección de Art en la Exposición Popular Nacional) de 1929.[9]

La Feria Internacional de Poznań va recuperó el programa de exposiciones en 1946, pero los tiempos gloriosos de la década anterior no volvieron. Tanto es así, que entre 1951 y 1954, en plena Guerra Fría, el acontecimiento no se celebró. La actividad volvió a reanudarse en 1955.

Edificios del recinto ferial de Poznań.[10]

En 1958 se tomó la decisión de organizar dos ferias de muestras cada año, una en primavera y la otra en otoño. Más adelante, el 1973, las dos ediciones anuales de la Feria Internacional de Poznań se especializaron, el mes de junio se celebraba la Míędzynarodowe Targi Techniczne (Feria Internacional Técnica) y el mes de septiembre la Míędzynarodowe Targi Artykułów Konsumpcyjnych, TAKON, (Feria Internacional de Bienes de Consumo). Durante la década de los años sesenta del siglo pasado el número de expositores nacionales y extranjeros creció considerablemente. El espacio de exhibición existente no satisfacía las necesidades de los exhibidores, por lo cual las exposiciones se organizaron fuera del recinto ferial. En la 35 edición de la MTP, celebrada en 1966, dos sectores, el de la industria del automóvil y el de las artes gráficas, organizaron su feria por separado. El año siguiente, en 1967, ya fueron cuatro los sectores. Este fue el primer paso hacia la organización de salones monográficos y especializados, que se consolidaron durante la década de los años setenta.

En 1990, la Feria Internacional de Poznań se transformó en una sociedad de responsabilidad limitada con una participación relevante de la Administración entre sus accionistas. La Feria Internacional de Poznań organiza actualmente más de 60 acontecimientos anuales, participan más de 11.500 expositores y atrae más de 300.000 visitantes.

Folleto de promoción e informativo de la economía polaca y de la Feria Poznań de 1930.[11]

[1] Connaissez vous la Pologne? La Foire Internationale de Poznań. Poznań, 1930. AHCCB 1086.16.
[2] Międzynarodowe Targi Poznańskie. Poznań Fair Magazine. Special Jubilee 1921-2011. MTP. Poznań, 2011, p. 5.
[3] La Foire Internationale de Poznań. Internationale Mustermessien in Poznań. Poznań, 1930. AHCCB 1086.16.
[4] Carta del director de la Miejski Urzad Targu Poznańskiego (Oficina Municipal de la Feria de Poznań) a la Cámara Oficial de Industria de Barcelona, diciembre de 1924. AHCCB 1085. 15.
[5] La Foire Internationale de Poznań. Poznań, 1930. AHCCB 1086.16.
[6] AA.VV. Polonia 1900-1939. Fondos del Museo del cartel de Wilanów. Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM). Valencia, 2007.
[7] Op. Cit.
[8] Op. Cit.
[9] Op. Cit.
[10] La Foire Internationale de Poznań. Internationale Mustermessien in Poznań. Poznań, 1930. AHCCB 1086.16.
[11] Connaissez vous la Pologne? La Foire Internationale de Poznań. Poznań, 1930. AHCCB 1086.16.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s