Feria de Muestras de Valladolid / Feria Regional de Muestras de Castilla y León/ Feria Nacional de Muestras de Castilla y León

La Feria de Muestras de Valladolid

Detalle del cartel de Manuel Mucientes de la primera Feria de Muestras de Valladolid de 1935.

La primera Feria de Muestras de Valladolid se celebró en 1935 en los jardines del Campo Grande de la ciudad castellana. La Feria no tuvo continuidad porque la Guerra Civil truncó la iniciativa. Tuvieron que pasar tres décadas, hasta 1965, para que la capital castellana acogiera nuevamente un acontecimiento ferial.

Valladolid, si se exceptúan las grandes ferias de la época medieval y moderna, no tenía una tradición arraigada en la organización de exposiciones agrarias e industriales. El único precedente remarcable fue la Exposición Pública de Valladolid celebrada en 1871, el objetivo de la cual era mostrar las producciones de Castilla, al final, pero, tan sólo fue una exposición local puesto que muchas provincias castellanas no participaron.

Grabado de la Exposición Pública de Valladolid de 1871, exterior de las galerías agrícola y mecánica.[1]

Los promotores de la primera Feria de Muestras de Valladolid consideraban que la capital castellana era un gran centro consumidor al cual había que acercar la producción. Cuando menos, así lo pregonaban en los documentos que promocionaban el evento ferial: «Valladolid, centro de Castilla, el consumidor más importante de España, ha visto cómo otras regiones celebraban sus Ferias de Muestras, sin ser nunca apetencia de organizar un certamen similar, porqué eran épocas en que los compradores podían acudir a los centros de producción —donde aquellos se celebraban— pues sus negocios podían sufrir el recargo que tales asistencias suponían. Hoy, no; y, por ello, se organiza en Valladolid la 1a Feria de Muestras para que los productores acudan con sus mercancías al lugar en que se encuentran los compradores, única forma, en los momentos actuales de poder conseguir operaciones».[2]

Folleto de información y propaganda de la I Feria de Muestras de Valladolid de 1935[3] que reproduce el cartel Sebastián Rey Padilla (Linares, 1911 – Madrid, 1973).

El acto de inauguración de la primera Feria de Muestras de Valladolid estuvo presidido por el ministro de Marina, Antonio Royo Villanova Urieta (Zaragoza, 1869 — Madrid, 1958). Antonio Royo Villanova era periodista, político español, catedrático de derecho en la Universidad de Valladolid y director del diario El Norte de Castilla entre 1912 y 1956. Siempre se opuso a las reivindicaciones autonomistas de Cataluña, a pesar de haber traducido al castellano La nacionalidad catalana de Enric Prat de la Riba. En 1931 fue diputado por Valladolid en las primeras Cortes republicanas, cargo que renovó en 1933 en las listas del Partido Agrario. En las Cortes fue muy beligerante contra el Estatuto de Autonomía de Cataluña. Fue ministro de Marina entre el 6 de mayo y el 25 de septiembre de 1935 en el gobierno que presidió Alejandro Lerroux. No ha de extrañar, pues, que con este currículum el ministro hiciera constantes alusiones a Cataluña en el acto de inauguración: «no tomareis a desaire que aquí en este recinto de la cultura castellana me haya detenido en primer lugar ante los stands de la industria de Tarrasa y Sabadell, que demuestran la confraternidad que debe existir entre todas las ramas de la industria española».[4] Es interesante reproducir la crónica periodística del acontecimiento, donde las cuestiones económicas implícitas en todo evento ferial fueron relegadas a un segundo término por las constantes referencias a Cataluña y a su españolidad: «Afirma [Antonio Royo Villanova] que hay que proteger a la industria catalana, en cuanto tiene de nacional, esto es, española, porque no se puede hablar de nación catalana. Entiende que la industria catalana y la castellana son y deben ser solidarias. Que todos coman pan, pero hecho con trigo español. Conviene a Cataluña que Castilla sea rica; pero a Castilla le conviene también que lo sea Cataluña. Por esto, el actual Gobierno se preocupa de favorecer la industria y exportación de los productos catalanes, pero sin que ello perjudique a la industria de otras regiones españolas. Insiste en que eso de “nación catalana” es un equívoco que debe desaparecer. Declara, en nombre del Gobierno, abierta la I Feria de Muestras de Valladolid, y termina con vivas a España y a Cataluña española».[5] Sin comentarios.

Folleto de la I Feria de Muestras de Valladolid de 1935.[6]

Folleto de la I feria de Muestras de Valladolid de 1935.[7]

La primera Feria de Muestras de Valladolid tuvo un componente agrícola y ganadero bastante relevante, de hecho en los folletos de propaganda de 1935 se presenta el acontecimiento como un «certamen agro-industrial».[8] La ubicación de la Feria en los jardines del Campo Grande se presentaba como provisional y se anunciaba que «el próximo año, ya asentada la Feria en el palacio permanente proyectado, ofrecerá Valladolid un marco ajustado a las proporciones y a la finalidad de la empresa que se ensaya».[9] Aun así, el estallido de la Guerra Civil impidió que el proyecto fructificara.

Viñeta que reproduce el cartel oficial de la Feria de Muestras Valladolid de 1935.[10] El artista Sebastián Rey Padilla (Linares, 1910 — Madrid, 1973) fue el autor del cartel oficial de la primera Feria de Muestras de Valladolid. Rey Padilla también fue el autor del cartel de la Feria de Barcelona de 1948 y el de la Exposición Agrícola y Ganadera de Lleida del año 1946. Otros artistas vallisoletanos, como Juan Antonio Morales y Manuel Mucientes, también diseñaron carteles para la primera edición de la Feria de Valladolid.

La actividad ferial remprendióse en  la capital castellana en 1965, con la organización de la primera Feria Regional de Muestras de Valladolid. Al igual como había sucedido durante el periodo republicano, se trataba de una feria donde el componente agrícola y ganadero era el principal atractivo, a pesar que la representación de las industrias locales, muy vinculadas al sector agroalimentario, también estaban presentes: «la ganadería tiene este año un lugar preferente en al Feria, con lotes de ganado vacuno, bovino, de cerda, etc.; la avicultura ha incrementado sus exponentes […], la industria está, asimismo, ampliamente representada, destaca la automovilística hasta la que representa el importante sector aquí tan significativo de la industrialización del campo».[11]

Formalmente el ámbito territorial de la Feria era regional (Castilla y León), pero básicamente se circunscribía en las provincias de Valladolid, Burgos, Palencia y Santander. Aun así, las aspiraciones para conseguir la categoría de Feria nacional eran presentes en los organizadores del evento ferial: «numeroso público acudió a la inauguración de la II Feria Regional de Muestras de Valladolid (1966), que aspira a extender su ámbito a lo nacional y hoy es ya fruto logrado y representativo de la región castellano-leonesa. […] 12.000 m cuadrados, imprescindibles para dar cabida al número de expositores: más de 370».[12]

Folleto de la I Feria Regional de Muestras de Valladolid de 1965.[13]

En la tercera edición de la Feria Regional de Muestras de Valladolid de 1967 el componente agrícola y ganadero continuaba siendo el más importante: «este año habrá más de 500 expositores nacionales, entre ellos gran numero de Burgos, Santander y Palencia. La sección ganadera tendrá este año una representación muy numerosa. […] La Feria Regional de Muestras de Valladolid ofrecerá además una novedad interesante: se trata de una gran exposición vinícola, en la que participarán las más importantes bodegas de la provincia de Valladolid, con su original muestrario de los apreciados caldos de Castilla».[14] En el acto de inauguración de la Feria de aquel año, el alcalde de Valladolid, Martín Santos Romero, y el presidente del Comité Ejecutivo de la Feria, José Luis Mosquera, volvieron a solicitar al ministro de Comercio , Faustino García-Moncó Fernández (Santander, 1916 — Madrid, 1996), la concesión de la categoría de Feria Nacional: «tanto el alcalde de Valladolid […] como el presidente del Comité ejecutivo de la Feria regional de Muestras […] pidieron al señor García Moncó la concesión del título de Feria nacional de Muestras a esta manifestación periódica. “Dentro de la vieja solera campesina de Castilla –dijo el señor Santos Romero-, la provincia de Valladolid se ha incorporado al progreso industrial de España. […] Apoyándose [Mosquera] en los mismos razonamientos expuestos por el alcalde de Valladolid, insistió en que esta Feria Regional sea declarada nacional no sólo por cuanto Valladolid representa, sino por estar enclavada en el centro mismo de once provincias castellanas, por el número de sus habitantes y por sus fáciles vías de comunicación. El recinto ocupa una extensión aproximada de cincuenta mil metros cuadrados, con dos amplios pabellones y más de cuatrocientos cincuenta stands. Se reúne en ellos una amplísima gama de la actividad económica: fabricación de automóviles y juguetes, obras de transformación agrícola, materiales para la construcción, productos de alimentación, maquinaria para la industria y la agricultura».[15] Hay que recordar que, de acuerdo con el Decreto de 1943 regulador de las ferias y exposiciones comerciales, sólo podía haber dos ferias de ámbito internacional (ya lo eran Valencia y Barcelona) y dos de ámbito nacional (ya lo eran Zaragoza y Sevilla, esta, Iberoamericana desde 1961).

En 1973, la Feria de Valladolid logró la categoría de evento nacional con la celebración de la primera Feria Nacional de Muestras de Castilla y León. El componente agrícola y ganadero continuaba ejerciendo un papel preponderante. La prensa, además de los datos técnicos de rigor, destacaba «dos novedades importantes, la construcción de un pabellón agrícola y la celebración de las primeras Jornadas Nacionales de Ingeniería Rural».[16] A pesar de esta clara orientación hacia el sector primario, el alcalde de Valladolid y presidente del Comité Ejecutivo de la I Feria Nacional de Muestras de Castilla y León, Antolín de Santiago y Juárez, defendía el carácter industrial de la ciudad de Valladolid: «Hasta hace diez años podía calificarse a Valladolid como ciudad eminentemente agrícola o, al menos, dependiente, en sus industrias básicas, de la agricultura. En la actualidad Valladolid es una ciudad eminentemente industrial con una industrialización en pleno desarrollo y con una definitiva característica metalúrgica, aunque sin haber abandonado las industrias de transformación de productos agrícolas. En estos momentos las industrias vallisoletanas fundamentales abarcan las ramas de la automoción (FASA, Sava, Michelín, etc.), alimentarias (harina, azúcar, piensos compuestos) y textiles y de transformación (Tafisa, papeleras, etc.)».[17]

La actividad ferial en la capital castellana se ha ido desarrollando sin interrupción desde entonces. Actualmente, la Feria de Valladolid es un consorcio las actividades del cual son la organización y el desarrollo de ferias, congresos y eventos. Cada año se celebra la Feria de Muestras, que es una manifestación económica multisectorial.

Los carteles de la Feria de Muestras de Valladolid

Detalle del cartel la tercera Feria Nacional de Muestras de Castilla y León de 1975.

Sebastián Rey Padilla fue el autor del cartel oficial de la Feria de Muestras Valladolid de 1935. Además del cartel oficial, la Feria de Muestras de Valladolid produjo otros carteles de pequeño formato que contribuyeron a difundir el evento ferial de la capital castellana. Uno de estos carteles de pequeño formato es del pintor Juan Antonio Morales (Villavaquerín del Cerrato, Valladolid, 1909 — Madrid, 1984).[18] Este artista hizo la primera exposición en 1931 en el Círculo Mercantil de Valladolid, que le abrió las puertas para ingresar en la Escuela de Bellas Artes de Madrid, donde entró en contacto con los círculos intelectuales de la capital española. Con el estallido de la Guerra Civil, se adhirió a la alianza de intelectuales antifascistas. Fue el autor del cartel Los Nacionales, uno de los carteles más relevantes del periodo bélico. Acabada la Guerra estuvo en prisión durante un corto periodo de tiempo, al salir se dedicó a hacer retratos de la alta sociedad, incluso hizo uno de Francisco Franco. En 1964 ingresó en la Academia de San Fernando y en 1974, en la Academia Española de Roma. El cartel de Juan Antonio Morales de la Feria de Muestras de Valladolid de 1935 presenta una composición geométrica bastante peculiar. En el extremo inferior izquierdo, una rueda dentada —la alegoría de la industria— proyecta la división de la composición en dos partes, en dos triángulos rectángulos. El triángulo de la derecha es de un color ocre, propio de los campos de Castilla, donde destacan dos espigas de trigo, representativas de la agricultura. En el triángulo izquierdo destaca, bajo un cielo de un azul intenso, un castillo, la construcción más característica de Castilla y a la cual le debe el nombre.

Cartel de Juan Antonio Morales de la primera Feria de Muestras de Valladolid, de 1935.
Los Nacionales, cartel que Juan Antonio Morales realizó durante la Guerra Civil Española.

El otro cartel de pequeño formato de la primera Feria de Muestras de Valladolid de 1935 es del pintor Manuel Mucientes (Valladolid, 1887 — 1960).[19] Manuel Mucientes estudió Bellas Artes en Valladolid y, posteriormente, se trasladó a Madrid para empezar la carrera Militar, donde ejerció como delineante. Como pintor, destacan los paisajes solitarios, sin figuras, de los pueblos de Valladolid. El cartel de Manuel Mucientes de la Feria de Muestras de Valladolid presenta una composición geométrica bastante más elaborada que la del cartel anterior. La agricultura, con la espiga de trigo, la industria, con la rueda dentada, y el comercio, con el rostro de Mercurio, el dios protector del comercio, están representados en la composición del cartel, en la cual, Manuel Mucientes juega con la combinación de cuatro colores, el negro, el rojo, el amarillo y el verde.

Cartel de Manuel Mucientes de la primera Feria de Muestras de Valladolid de 1935.

De 1935 pasamos a 1969, cuatro años después de la reanudación de la actividad ferial en la ciudad castellana, ahora con el nombre de Feria Regional de Muestras de Valladolid. En los dos tercios superiores de la composición, destaca sobre un fondo negro un círculo compartimentado en cuatro ‘porciones’, dos de más grandes que las otras. Siguiendo el orden de las agujas de un reloj, en la primera ’porción’ encontramos tres ruedas dentadas sobre un fondo amarillo, alegoría de la industria; en la siguiente, sobre un fondo verde, dos espigas de trigo, referencia a la agricultura castellana; en la tercera ‘porción’, sobre un fondo azul, una cabeza vacuna, en representación de la ganadería; y en la última, sobre un fondo rojo, el escudo de la ciudad de Valladolid. La expresión ‘FERIA DE CASTILLA Y LEON’, divide el círculo en dos partes. El texto informativo, ocupa el tercio inferior de la composición.

Cartel de la quinta Feria Regional de Muestras de Castilla y león de 1969.

La composición iconográfica del cartel de la séptima Feria Regional de Muestras de Castilla y León, la de 1971, es bastante original. Los elementos vinculados a la agricultura tienen un protagonismo muy relevante en esta composición. Sobre un fondo negro destaca en rojo y en la parte inferior, un tornillo y dos tuercas y detrás, un espiga de trigo. La posición de estos tres elementos simula la figura de un tractor, con la cabina del conductor y las características ruedas gigantes de estos vehículos. Sobre la espiga de trigo hay el lema, no muy original, por cierto, que será presente en muchos de los elementos de comunicación de esta feria en los años siguientes: «donde la agricultura, la industria y el comercio se dan la mano».

Viñeta que reproduce el cartel de autor desconocido de la séptima Feria Regional de Muestras de Castilla y León de 1971.

El cartel de la tercera Feria Nacional de Muestras de Castilla y León, la del año 1975[20], presenta una composición bastante sencilla. Sobre un fondo de color naranja muy llamativo, el elemento gráfico que más destaca de la composición es la cifra ‘3’, que ocupa la mitad superior del cartel e indica la tercera edición de la Feria Nacional de Muestras de Castilla y León. En 1973, el acontecimiento ferial había cambiado el adjetivo ‘regional’ por el de ‘nacional’. En la parte inferior del cartel, en un recuadro de fondo negro, hay las a alegorías más representativas de la industria, la agricultura y el comercio. Respectivamente, de izquierda a derecha, dos ruedas dentadas, una roja y la otra naranja; una espiga de trigo de color amarillo; y el casco alado de Mercurio, de tonalidades azules. En la parte inferior del cartel hay el conocido lema de la Feria: «donde la agricultura, la industria y el comercio se dan la mano».

El cartel de López (?) de la tercera Feria Nacional de Muestras de Castilla y León de 1975.

La cifra que indica la edición del acontecimiento fue, en el caso de la Feria Nacional de Muestras de Castilla y León, el elemento gráfico que reiteradamente destacaba en la composición de los carteles. En el de la sexta edición, el de 1978, el número 6 ocupa la totalidad de la superficie del cartel. Compositivament, se trata de un cartel más elaborado que no el de 1975. El número 6 se forma a partir de la evolución de una rueda dentada roja. El casco alado de Mercurio y la espiga de trigo, también presentes en este cartel, son elementos iconográficos recurrentes en las composiciones de la Feria de Valladolid. En la parte inferior, nuevamente, el lema de la Feria: «donde la agricultura, la industria y el comercio se dan la mano».

Cartel de la sexta edición de la Feria Nacional de Muestras de Castilla y León de 1978.

Para terminar, presentaremos los carteles de las dos últimos ediciones de este evento ferial, los de los años 2010 y 2011. En el cartel de 2010, destaca sobre un fondo naranja un molinillo de viento, como el que podrían utilizar los niños en cualquier feria de fiesta mayor. El recurso iconográfico apoya a la frase ‘gira en torno a ti’. Hay que recordar que este mismo motivo iconográfico, el del molinillo de viento, ya fue utilizado en la quinta edición del Feria Iberoamericana de Sevilla en 1965. No hay ningún elemento iconográfico que haga referencia la actividad económica de la capital de Castilla y León, hecho que indica que este acontecimiento tiene, en las últimas ediciones, un cariz más bien festivo que no económico.

Cartel de la 76 edición de la Feria Internacional de Muestras de Valladolid de 2010.

El cartel de la última edición de la Feria Internacional de Muestras de Valladolid, la de 2011, al igual que el cartel precedente, tampoco tiene una referencia explícita a cualquier tipo de actividad económica. El lema de esta edición de la Feria es ‘comienza la aventura’, dando a entender que la Feria Internacional de Muestras de Valladolid hay que entenderla como un juego. Los elementos iconográficos del cartel también refuerzan esta idea: una feria de ‘marcianitos’.

Cartel de la 77 edición de la Feria Internacional de Muestras de Valladolid de 2011.

[1] La Ilustración Española y Americana. Año XV, núm. 30, Madrid, 25 de octubre de 1871.
[2] 1ª Feria de Muestras. Valladolid, 1935. AHCCB 1084.28.
[3] Op. Cit.
[4] ABC, 17 de septiembre de 1935.
[5] Op. Cit.
[6] 1ª Feria de Muestras. Valladolid, 1935. AHCCB 1084.28.
[7] Op. Cit.
[8] Op. Cit.
[9] Op. Cit.
[10] AHCCB 1084.28.
[11] ABC, 8 de septiembre de 1966.
[12] Op Cit.
[13] Feria Regional de Muestras de Valladolid. AHCCB 1536.7.
[14] ABC, 12 de agosto de 1967.
[15] ABC, 10 de septiembre de 1967.
[16] ABC, 13 de septiembre de 1973.
[17] Agricultura. Revista agropecuaria. Año XLIII, núm. 496, agosto de 1973, p. 470.471.
[18] AHCCB. Fondo de carteles núm. 7.378.
[19] AHCCB. Fondo de carteles núm. 7.379.
[20] AHCCB. Fondo de carteles núm. 7.306.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s